Juego de Tronos

TOMA 23: NO ES UNA CRÍTICA, ES UNA RECOMENDACIÓN

Rafael Clavijo

Toma 23 es una columna sobre el mundo del cine y la televisión escrita por Rafael Clavijo. Se publica semanalmente en el diario digital AtlánticoHoy (www.atlanticohoy.com).

Juego de Tronos 

El actor Sean Bean, en el papel de Ned Stark, en la primera temporada (HBO).

Hacía tiempo que una historia de estas proporciones épicas (en cuanto a personajes, escenarios y presupuesto) no enganchaba tanto al público y a la crítica a partes iguales. Convertido en un fenómeno mundial, que puede recordar al impacto que tuvieron El Señor de los Anillos, Harry Potter o, incluso, Star Wars, Juego de Tronos no solo ha conseguido introducirse de lleno en la cultura popular, sino que su significado va mucho más allá.

Muchos solamente creen que se trata de una historia de fantasía en un mundo inventado en el que viven dragones y lobos gigantes, razón por la que algunos espectadores eran reticentes a ver la serie; hasta que la vieron, y se dieron cuenta de que las intrigas políticas, los propios personajes, su violencia y el sexo crean una mezcla que resulta adictiva.

Pero si queremos analizar de qué habla realmente esta obra surgida de la mente prodigiosa del escritor George R. R. Martin, no nos podemos quedar en la superficie de la misma, por muy adictiva que esta resulte. Juego de Tronos habla realmente de la propia historia de la humanidad, sobre nuestros errores más repetidos a lo largo de los siglos y de la esencia de nuestra especie, condicionada por la eterna lucha entre la vida y la muerte.

Para mí, el mensaje del escritor y de los responsables de llevar las seis temporadas de la serie a la pantalla es claro, y este pretende despertar al espectador y sacudirlo, para crear un efecto en él, que le haga plantearse si los terribles actos a menudo cometidos por el ser humano valen la pena. La serie habla de que divididos no vamos a ninguna parte, pero unidos podemos conseguir grandes cosas que, a priori, ni siquiera se podrían esperar de nosotros.

Con una importante influencia de personajes históricos reales y de autores de fantasía como Tolkien, George R. R. Martin publicó la primera novela de la serie Canción de Hielo y Fuego (A Song of Ice and Fire) en el año 1996, con el título de Juego de Tronos (A Game of Thrones). Los siguientes libros que le siguieron fueron Choque de Reyes (A Clash of Kings, 1998); Tormenta de Espadas (A Storm of Swords, 2000), publicada en dos volúmenes; Festín de Cuervos (A Feast for Crows, 2005); y Danza de Dragones (A Dance with Dragons, 2011), que ha sido el último libro en publicarse. La velocidad que ha cogido la serie, con el estreno de una temporada cada año (la primera temporada se estrenó el 17 de abril de 2011), ha conseguido adelantar a la escritura de los libros. Todavía quedan dos entregas por publicar: Vientos de Invierno (The Winds of Winter); y Sueño de Primavera (A Dream of Spring), que será el último libro.

Los encargados de adaptar la extensa obra de Martin han sido David Benioff y D. B. Weiss para la cadena HBO. Benioff es un escritor estadounidense y ha escrito los guiones de la película Troya (2004) y de X-Men Orígenes: Lobezno (2009). Escribió y dirigió la película When the Nines Roll Over en el año 2006. Weiss, por su parte, ha escrito la novela sobre videojuegos Lucky Wander Boy. Ambos empezaron a desarrollar la serie Juego de Tronos en el año 2007.

El elenco de la serie es muy extenso, tanto como la propia historia, y los actores que han dado vida a los personajes de este universo fantástico se han tenido que acostumbrar a la duda constante de si sus personajes iban a sobrevivir a cada temporada, pues la serie se caracteriza por la muerte inesperada de personajes importantes para las tramas y por giros argumentales que han dejado a los espectadores con la boca abierta.

Algunos de estos actores, que representan a sus personajes de forma realmente eficiente (algunos de manera brillante), han cobrado más importancia que otros debido al desarrollo de la historia, como Kit Harington, en el personaje de Jon Nieve, cuya trama ha llevado a los fans al límite; Emilia Clarke, que interpreta a la última superviviente de la dinastía Targaryen, en el personaje de Daenerys, que ha cobrado una fuerza espectacular a lo largo de las temporadas (con una ligera ayuda de sus dragones); Peter Dinklage, que ha interpretado al astuto y peculiar enano Tyrion Lannister, que no solo se ha ganado la simpatía del público, sino el reconocimiento de los premios al ganar el Emmy y el Globo de Oro al Mejor Actor de Reparto en una serie; Nikolaj Coster-Waldau, que da vida a Jaime Lannister, un personaje complejo y lleno de matices; y Lena Headey, en el personaje de la malvada Cersei Lannister. Completan el reparto Maisie Williams (Arya Stark) y Sophie Turner (Sansa Stark), entre muchos otros actores.

La serie recrea de manera formidable la lucha por el poder de las diferentes familias de Poniente, lugar donde se desarrolla la historia. En esta pelea por llegar al conocido Trono de Hierro, las traiciones, las intrigas y las conspiraciones están a la orden del día, lo que dota a la serie de la capacidad de mantener a los espectadores en vilo hasta el último segundo de cada episodio. Ha sido rodada en muchos países, como Irlanda del Norte, Malta, Croacia, Islandia, España y Marruecos.

Los increíbles escenarios han estado acompañados en todo momento de la maravillosa música de Ramin Djawadi, un compositor alemán, que ha saltado a la fama por componer el tema principal, encargado de acompañar a la cabecera de la serie, en la que se muestran, a través de la animación, los diferentes reinos y territorios de Poniente.

Se han estrenado hasta la fecha un total de sesenta episodios a lo largo de seis temporadas. La séptima entrega se estrenará en España en la madrugada del domingo 16 al lunes 17 de julio en las plataformas HBO España y Movistar Series Xtra. El estreno no tendrá lugar en abril, como se lleva haciendo desde el año 2011, ya que los creadores de la serie retrasaron el rodaje de esta nueva temporada por la necesidad de recrear de manera realista el esperado invierno que ya ha llegado al mundo de Juego de Tronos.

El final se acerca y con él la incógnita de quién acabará ocupando el trono o qué personajes sobrevivirán a este fenómeno capaz de arrastrar a las masas delante del televisor. Lo que está claro es que viviremos con emoción la recta final de una serie que ya ha pasado a la historia y nos veremos fielmente reflejados, para bien o para mal (quizá ambas), en cada una de sus tramas y en cada uno de sus elaborados fotogramas.

Khal Drogo (Jason Momoa) y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) en la primera temporada. Fotograma de la serie (HBO). 

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *